trastornos-del-estado-de-animo

¿Qué puede ser considerado como trastornos del estado de ánimo?

Desafortunamente los trastornos del estado de ánimo son cada vez más comunes en nuestra sociedad y sus causas muy variopintas.

¿Qué es un trastorno del estado de ánimo?

Esta es una dolencia que afecta de forma prolongada o permanente el humor o ánimo que acompaña a la persona en su día a día. Sus dos manifestaciones más comunes son la depresión y las manías, también conocidas como trastornos bipolares. Esta condición médica se conoce también bajo el término trastornos afectivos y es una patología que puede afectar a una de cada diez personas mayores de 18 años. Los trastornos del ánimo no deben confundirse con situaciones momentáneas de tristeza o irritabilidad, ya que estos se caracterizan por manifestarse durante largos periodos de tiempo e incluso, en los casos más graves, de manera constante.

Los trastornos del estado de ánimo y su estrecha relación con las afecciones alimentarias

La existencia de alteraciones emocionales que se manifiesten mediante tristezas durante períodos de tiempo prolongados (depresión) y períodos de tiempo con exaltación o euforia excesiva (manías) son considerados trastornos del estado del ánimo. Existen múltiples patologías que identifican dichos trastornos, sin embargo, la depresión y las manías son los dos extremos que enmarcan al resto de patologías emocionales que identifican a los trastornos del ánimo.

Miles de personas que se comienzan a sentir tristes, agotadas, exaltadas o eufóricas, desconocen que su desorden emocional puede estar relacionado con su alimentación. En la mayoría de casos se piensa que se sufre simplemente de depresión y ansiedad, pero estudios recientes han confirmado que gran parte de los trastornos de los estados del ánimo están estrechamente relacionados con las alteraciones de la microbiota intestinal. En tal sentido, puedes sufrir de forma leve, e incluso imperceptible, síntomas procedentes de afecciones alimentarias manifestándose a través de trastornos psiquiátricos y emocionales.

Durante la evolución, el ser humano se ha ido adaptando a diversos aspectos de su entorno, siendo capaz de clasificar y diagnosticar qué alimentos son adecuados para el organismo de cada quién. Cada individuo es diferente por lo que consumir, bien sea en exceso o no, un determinado alimento puede afectar a una persona o a otra de manera totalmente distinta. Lo que para unos es totalmente beneficioso para otros puede ser perjudicial e incluso afectar a patologías que ya tenga el paciente, como es el caso de las relacionadas con el estado de ánimo.

Hay que tener en cuenta que existen trastornos y malestares como por ejemplo las malas digestiones, dolores de estómago, cabeza, picores en la piel, etc., que, provocando síntomas leves o no, alteran el funcionamiento normal de nuestro organismo y por ende pueden derivar en alteraciones emocionales significativas.

paf-baff

¿Qué puede ser considerado como trastorno del estado de ánimo?

Depresión

Este trastorno se caracteriza por un período de tristeza prolongado y lo suficientemente intenso como para limitar las actividades cotidianas del individuo afectado. La depresión reduce el interés por las actividades habituales que anteriormente causaban satisfacción o eran del agrado de la persona. Normalmente, es el resultado de una experiencia o evento inesperado como también producto de una pérdida importante o una gran decepción.

Trastorno bipolar

En la antigüedad era conocido como enfermedad maníaco-depresiva, sin embargo, el término entró en desuso durante las últimas décadas. El trastorno bipolar se caracteriza por períodos de depresión alternos con episodios de manía y otras formas de manías moderadas conocidas como hipomanías. Las manías se pueden identificar por la presencia de actividad física excesiva y sentimientos emocionales desproporcionados en relación con las situaciones actuales.

Qué puede ocasionar el trastorno del estado de ánimo

  • Pérdidas familiares o financieras.
  • Eventos catastróficos que hayan afectado su integridad física.
  • Decepciones o fracasos amorosos, profesionales o laborales.
  • Intolerancias alimenticias.
  • Factores hereditarios.
  • Desórdenes hormonales.
  • Consumo de drogas o alcohol.
  • Hipertiroidismo.

Qué síntomas se pueden apreciar si se sufre de trastorno del estado de ánimo

Síntomas de los trastornos depresivos

  • Tristeza durante períodos de tiempo prolongados.
  • Ataques de llantos frecuentes e inexplicables.
  • Aumento excesivo del apetito o disminución importante del mismo.
  • Alteración en los ciclos del sueño.
  • Ansiedad, irritabilidad, preocupación y agitación.
  • Indiferencia por situaciones importantes y pesimismo.
  • Apatía permanente.
  • Miedo, angustia y sentimiento de culpa.
  • Falta de concentración en cualquier actividad, ya sea sencilla o compleja.
  • Desinterés en actividades que antes producían gozo y alegría.
  • Dolores recurrentes e inexplicables.
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

depresion

Síntomas del trastorno bipolar

Síntomas maníacos:

  • Aumento de la actividad física y mental.
  • Aumento inexplicable de la energía.
  • Optimismo irreal, autoconfianza extrema y estados de ánimo exagerados.
  • Comportamientos temerarios y agresivos.
  • Irritabilidad excesiva y poca necesidad de dormir.
  • Expectativas grandiosas e irreales, aumento de la importancia personal.
  • Pensamientos fugaces y aumento de la velocidad al hablar.
  • Conductas imprudentes y peligrosas.
  • Impulsividad y falta de sentido común.

Síntomas depresivos del trastorno bipolar:

  • Llantos inexplicables y recurrentes, tristeza prolongada.
  • Cambios en el apetito y en los ciclos del sueño.
  • Furia, mal humor, ansiedad y agitación.
  • Pérdida de energía, fatiga, apatía, pesimismo e indiferencia.
  • Miedo, inseguridad, sentimiento de culpa.
  • Falta de concentración, falta de criterio para tomar decisiones.
  • Desinterés en actividades cotidianas.
  • Dolores inexplicables.
  • Pensamientos de suicidio.

Cómo se pueden tratar los trastornos del estado de ánimo

Estos trastornos suelen tratarse comúnmente con fármacos, psicoterapia o la combinación de los dos, sin embargo, diversos estudios asocian un gran número de estos casos a las afecciones alimentarias.

No significa que la alimentación sea la causante de estos pero sí puede afectar considerablemente como por ejemplo en casos de sobrepeso u obesidad en los que la persona, incapaz de perder peso, se sienta abatida durante largos periodos de tiempo.

Sufrir trastornos relacionados con el peso es una situación cada vez más habitual en la sociedad actual y, aunque se trata de un estado reversible, a corto y medio plazo supone un gran problema a nivel psicológico para el afectado. Habitualmente estos pacientes se tratan con antidepresivos y otros medicamentos potentes pero cuando la causa de los trastornos del ánimo está relacionada con el peso, es muy importante que al mismo tiempo se trate el problema de raíz variando y controlando la dieta del paciente. Si el desencadenante del problema mejora es muy probable que también lo haga su estado de ánimo con el consiguiente beneficio de reducir e incluso eliminar en algunos casos parte de su tratamiento.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

(Ultima modificación: 21 de enero de 2020 a las 13:20)