enfermedad-de-behcet

Enfermedad de Behcet

La enfermedad de Behcet es una de las patologías más molestas, padecida desde hace mucho tiempo pero diagnosticada hace poco años y que afecta tanto a hombres como a mujeres por igual.

Tras la lectura de este artículo tanto los pacientes de este síndrome como los que no lo son estarán informados al 100% sobre ella.

Se trata de una enfermedad inflamatoria causada por la inflamación de los vasos sanguíneos o vasculitis, la cual afecta tanto a las arterias como a las venas sin hacer ningún tipo de distinción. Desafortunadamente, aún no se conoce qué es lo que causa esta enfermedad en los pacientes pero sí se conocen sus tratamientos y síntomas, además de otros datos que os daremos a continuación.

¿Quién es el paciente de esta enfermedad?

La enfermedad de Behcet no se localiza en una zona en particular del mundo sino que personas de todos los países la sufren. Sin embargo, los pacientes del síndrome de Behcet se concentran en la zona del Mediterráneo y en la del Medio Oriente, siendo los Estados Unidos una de las zonas con menos afectados. Además, esta enfermedad no hace distinción de géneros y, aunque no existe una edad determinada en la que se desarrolle, suele comenzar entre los 20 y 30 años y, aunque sus síntomas se puedan curar, estos tendrán la posibilidad de volver a aparecer en el futuro.

¿Cuáles son sus síntomas?

Sus síntomas varían tanto en gravedad, duración y, sobre todo, en la zona afectada. Aunque los más comunes engloban las llagas en la boca y en la zona genital, en muchos pacientes se suelen presentar otras variantes. Veamos cuáles son estos y cuáles son las zonas más afectadas.

Llagas en la boca.

Este es el más común de los síntomas pues todos los pacientes las sufren antes o después. Se parecen mucho a las llagas comunes, sin embargo, estas aparecen de forma mucho más numerosa y dolorosa. Además, las llagas suelen ser el primer síntoma que presentan los pacientes con este síndrome. Por último, estas llagas aparecerán sobre todo en la lengua, zona yugal y en los labios.

Llagas en la zona genital.

Estas se parecen mucho a las llagas que aparecen en la boca, sin embargo, no son tan comunes. Si el paciente es hombre se manifestarán en el escroto y, en el caso de la mujer aparecerán en la vulva.

sindrome de behcet

Inflamación en los ojos.

Muchos pacientes del Medio Oriente sufren de esta afección, la cual suele ser muy dolorosa y, entre todos los resultados que se pueden encontrar están la visión borrosa, la sensibilidad a la luz, el lagrimeo y la rojez en los ojos. Además, dependiendo de la gravedad de esta inflamación, la enfermedad podrá causar una pérdida de visión considerable o incluso la ceguera del paciente en los casos más graves.

Problemas en la piel.

Otro de los síntomas más comunes ocasionados por Behcet. Este síntoma puede parecerse, a primera vista, al acné común o tener un parecido a los nódulos con forma de moneda, también conocidos como eritemas nodosos. Además, úlceras superficiales o más profundas podrán aparecer en la piel de los pacientes y estos podrán desarrollar bultos rojos o llagas si por algún motivo se rascaran o pincharan la piel, lo que les ocasionaría grandes dolores y molestias. Si el paciente presenta cualquiera de estas afecciones en su piel, presentará lo que los médicos denominan como patergia positiva, por lo que se confirmará que sufren de la enfermedad bautizada como Behcet.

Dolor de articulaciones.

Esto se debe a la inflamación de las articulaciones, la cual conduce a la hinchazón, la rojez y la sensibilidad de las mismas. Las zonas más afectadas en este caso serían las caderas, las rodillas, los tobillos y los codos. Aunque esta afección se traduzca en molestias, no produce daños permanentes.

Las venas.

Las venas podrán ser víctimas de inflamación con la que podrán llegar a desarrollar coágulos o bloqueos en las mismas, hecho que llevaría a problemas graves de salud si esta inflamación afectara a una vena profunda como podría ser el caso de la vena cava.

El cerebro.

Por último encontramos al cerebro que también se puede ver afectado por esta enfermedad, en concreto las meninges. La inflamación de esta zona se puede asociar con la tortícolis, la fiebre y la dificultad para coordinar movimientos aunque en los casos más graves se pueden producir hasta derrames cerebrales debido al bloqueo de alguna de las venas o vasos sanguíneos.

Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Behcet

Debido a que no existe ninguna causa clara de esta enfermedad, no se puede realizar ninguna prueba para detectar a la misma. Esta se diagnosticará basándose en la regularidad en la que las úlceras, llagas y demás síntomas aparecen en el paciente, siempre descartando otras posibles enfermedades que este pueda padecer para recomendarle, en todo momento, un tratamiento eficaz.

behcet

Una vez se diagnostica la enfermedad, se podrá aplicar un tratamiento, el cual, en este caso, solo servirá para aliviar los síntomas temporalmente ya que este síndrome se trata de una enfermedad crónica cuyos síntomas aparecerán y desaparecerán en el paciente. Para conseguir este alivio el paciente podrá utilizar medicamentos como los corticoesteroides, los cuales suprimirán la inflamación y la función inmune para facilitar su vida.
Dicho esto, aunque el tratamiento no cure la enfermedad, conseguirá que los pacientes puedan disfrutar de una vida plena sin dolores, a excepción de aquellos cortos momentos en los que puedan sentir algún pequeño achaque.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

(Ultima modificación: 25 de febrero de 2020 a las 20:10)